¿a dónde va nuestra democracia?


image
¿A dónde va nuestra democracia? 

Tarde de sol en la Plaza Murillo.  Una mujer de unos sesenta años ofrece maíz a las palomas que se alborotan con la comida.  Como escenario el Palacio Legislativo brillando, blanco, con los rayos de la tarde.  El reloj reparado del edificio marca las cuatro y media.  Suenan las campanas.  La señora se me acerca: Yo no sé por qué hasta ahora no vienen los de la COB y los sacan a patadas a estos calienta bancos.  No hay derecho. Mi marido es jubilado y gana 87 bolivianos. ¿Usted cree que se puede vivir con eso? Deberían sacarlos a patadas.  Semejante sinvergüenzura, aumentarse así sus sueldos, casi 6.000 bolivianos.  No hay derecho….

Finalmente, los parlamentarios no pudieron aumentarse las dietas en más del 90% y no por falta de ganas, sino por la fuerte presión de la opinión pública y los medios de comunicación que, incluso a través de un paro nacional de una hora, forzaron a los representantes nacionales a echar pie atrás en tan desatinada decisión.

Lee el documento completo: ¿a dónde va nuestra democracia?