cuarto intermedio sendero: luz de sangre


image
CUARTO INTERMEDIO
Sendero: Luz de sangre

La primera lección que extraemos del notable artículo de Nelson Manrique es que no debe hacerse exclusivamente la interpretación que asume a Sendero Luminoso como terrorista.  Esa primera lectura, la más simple y la que lógicamente tienta más ante el resultado de los 9 años de su presencia en el Perú, resulta no sólo peligrosa, sino incluso suicida.  Y lo es, sencillamente porque no es lo mismo un grupo de fanáticos enloquecidos y ciegos cuyo único objetivo es matar y destruir, que una organización política cuya estrategia la ha conducido a éxitos absolutamente insospechables cuando se iniciaron con el boicot a las elecciones de 1980.

Hecha esta primera apreciación en la que no debe entenderse equívocamente que vaya implícito ningún juicio valorativo de tipo ético, es importante hacer algunas consideraciones pertinentes a Bolivia, vinculadas, claro está, a Sendero.

Lee el documento completo: cuarto intermedio sendero: luz de sangre