de lo efímero, del corazón y de la vida


image
JOAQUÍN SÁNCHEZ
DE LO EFÍMERO, DEL CORAZÓN Y DE LA VIDA
Carlos D. Mesa Gisbert

De alguna manera la vida como transcurrir y como algo perecedero, se conecta mejor con el ritmo leve de una instalación, palabra insuficiente pero válida para entender sus diferencias con las obras permanentes, siempre y cuando fuese posible creer que decir permanencia es decir que algo es inamovible y eterno. Al fin, todo perecerá, aún aquellos monumentos soberbios que pretenden siempre engañar a la muerte y que son siempre derrotados por ella.

Lo instalado se desinstala, lo creado desaparece pero deja una estela, la que atrapa la memoria, la de cada uno, la que teje y desteje, la que recrear y transforma, la que evoca y convoca. Es, en eso, exactamente igual que nuestra memoria que inventa la vida, que la viste y desviste a la medida de nuestras necesidades, nuestros miedos, nuestras prevenciones y nuestros más íntimos deseos.

Lee el documento completo: de lo efímero, del corazón y de la vida