Biblioteca Virtual

El hombre, el imperfecto bibliotecario, puede ser obra del azar o de los demiurgos malévolos.

El universo, con su elegante dotación de anaqueles, de tomos enigmáticos, de infatigables escaleras para el viajero y de letrinas para el bibliotecario sentado, sólo puede ser obra de un dios.

Jorge Luis Borges